Los Tipos de Prima en un Seguro de Decesos

El importe de la cuota de un seguro de decesos puede variar dependiendo de la forma en que se realicen los pagos. La mayoría de las aseguradoras ofrecen tres posibilidades: la prima natural, la prima nivelada y la prima mixta.

Ambas funcionan basándose en que el riesgo de fallecer aumenta con la edad del asegurado, pero el valor de cada una puede ser diferente en una misma póliza con las mismas condiciones y, además pueden variar a lo largo de la vida. ¿Cuál incluir en el contrato? En este post describimos en qué consiste cada una al detalle para ayudarte a elegir el tipo de prima que mejor se adapta a tus necesidades:

Prima natural o seminatural

La prima natural o seminatural se calcula teniendo en cuenta la edad actual del asegurado. En un seguro de decesos con esta prima se contempla un capital regulador que se incrementa progresivamente.

Así, el importe de la prima aumenta durante el contrato, ajustándose cada 5 años en base a dos criterios:

        • La edad del asegurado
        • El aumento de capital por mejora del servicio

Se trata de una prima que tiene un bajo coste para personas jóvenes y que resulta más pesada conforme aumenta la edad.

Prima nivelada o ponderada

La prima nivelada o ponderada tiene en cuenta la edad del asegurado en el momento de contratar el seguro. En  base a esta edad se le adjudica una tasa que es más baja en edades tempranas y que se multiplicará por el valor del servicio mientras dura el contrato. Así, el importe de la prima a lo largo de toda la vida será menor cuanto más joven se contrate la póliza. Este concepto es popularmente conocido como “la antigüedad del seguro”.

Una prima nivelada experimenta incrementos suaves durante el tiempo que la póliza sigue en vigor, de tal manera que no hay una gran diferencia entre lo que se paga al principio y al final de la vida. La cuota aumenta debido a los reajustes que suelen realizar las compañías en base a los siguientes criterios:

        • Incremento del valor del servicio en la misma proporción que el IPC.
        • Mejora del servicio por parte de la compañía.
        • Incremento de garantías por parte de la aseguradora.

Prima mixta

La prima mixta en un seguro de decesos consiste en una combinación de dos valores:

  • Un componente basado en el capital inicial que se contrata. Es nivelado y puede aumentar según los mismos criterios que la prima nivelada.
  • Un componente natural que se reajusta en base a la edad del asegurado a lo largo de la vida.

En este caso, la prima es más económica al principio, suponiendo una gran diferencia con respecto a lo que se paga al final del contrato.

En conclusión, si eliges la prima natural o la mixta, es mucho más fácil pagar las primeras cuotas, a costa de para mucho más en la edad madura. En términos económicos, se trata de primas que prima que benefician mucho más al asegurado cuanto antes se produzca el fallecimiento, ya que así se evitarían las cuotas más altas.

Por otra parte, la prima nivelada beneficia mucho más al asegurado cuando se contrata en edades tempranas, teniendo en cuenta la esperanza de vida actual y suponiendo que se va a tener una larga vida. En cambio, un fallecimiento prematuro en este caso, implicaría haber abonado durante los primeros años una parte de la prima correspondiente a los posteriores. Además, es importante destacar que un cambio de compañía perjudica al asegurado, ya que perdería la antigüedad adquirida y todo lo abonado hasta la fecha.

Para más información, puedes visitar el siguiente artículo:

https://tucorreduriadeseguros.com/tipos-prima-seguros-decesos-factores-influyen-precio/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *