La suma asegurada en los seguros

A la hora de emitir un seguro, las compañías tienen la posibilidad de utilizar diferentes tipos de valoraciones del «objeto asegurado»

Sistemas de valoración de bienes.

Valor en uso:

Se trata de valorar el bien asegurado utilizando un valor individual para el asegurado.

Valor de nuevo:

También suele conocerse como «valor a nuevo». Es la valoración que se encarga de garantizar un valor de reposición (en caso de siniestro) al tomador de la póliza.

Valor estimado:

Este sistema de valoración suele usarse como un mecanismo pactado en contrato.

Seguros a:

A valor total:

Es cuando en la póliza da cobertura al total del valor del bien asegurado.

A valor parcial:

En este caso, la aseguradora dará cobertura a una parte del valor que tiene el bien asegurado.

Sobreseguro.

El sobreseguro se da, cuando valoramos un bien por encima del valor que realmente éste tiene.

La ley no permite lucrarse con sobreseguro, por lo que en caso de siniestro, si existe sobreseguro, la compañía sólo indemnizará por el valor del bien.

Infraseguro y la regla proporcional.

Sucede cuando, al prescribir el seguro se valora a la baja el «interés asegurado» (y las primas) y luego, en caso de siniestro hay que aplicar la «regla proporcional» para que se aproveche el asegurado.

Seguros » a primer riesgo»

No toma en consideración el valor total del interés expuesto al riesgo.

Se sustituye el «elemento de referencia» por una «suma fina de referencia»

  • Aplicabilidad: cuando se quiere evitar la «regla proporcional» y cuando la destrucción total es poco frecuente.
  • Funcionamiento: se compensa en su totalidad hasta el límite máximo establecido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *