El Futuro de las Nuevas Pólizas de Decesos

El funcionamiento de los seguros de decesos está basado en gran medida en las circunstancias de la sociedad en tiempos pasados y en concreto, en sus formas antiguas de comercialización.

En consecuencia, hoy en día, existe una necesidad de renovación en el sector. Estos son los puntos clave que deberían cambiar para mejorar el servicio de los seguros de decesos:

Actualización de las tasas

En los últimos años, la población española ha experimentado un aumento importante de la esperanza de vida. Ahora los asegurados abonan un mayor número de cuotas a lo largo de su vida, suponiendo una probabilidad más alta de aportar a la compañía un importe superior al valor del servicio que recibirán. Y, como consecuencia, las tasas deberían ajustarse a las posibilidades de supervivencia de la actualidad si las aseguradoras quieren que los ingresos que perciben sean equitativos con el servicio que ofrecen.

Una cuota más equitativa para las mujeres

La esperanza de vida ha aumentado mucho más en las mujeres, viven hasta 7 años más de media que los hombres. ¿Por qué deberían pagar la misma cuota? Si las aseguradoras quieren ofrecer un servicio equitativo para las mujeres, lo correcto sería reducirles la prima en las nuevas contrataciones.

Conservación de la antigüedad

El reglamento actual sobre seguros de decesos y las normas de contratación blindan en parte las carteras, perjudicando a los asegurados en cierto sentido.

Los tipos de prima que se están firmando hoy en día premian a los asegurados cuando permanecen en una misma compañía toda la vida. En cambio, pierden la antigüedad si deciden cambiar a otra, lo que conlleva también la pérdida del valor de las primas abonadas hasta la fecha, tanto el correspondiente a las coberturas básicas como al de las complementarias. Por otra parte, la compañía anterior no asume nunca la prestación del servicio funerario, un riesgo que antes era cierto.

Además, el aseguro también se perjudica cuando cambia de compañía en que tiene que empezar de nuevo, ya que las pólizas actuales cuentan con primas más bajas cuanto menor es la edad del asegurado. Así, al firmar la nueva póliza, el derecho a una prima más económica también se pierde.

Lo deseable en las nuevas contrataciones es que los asegurados puedan cambiar de compañía al tiempo que se les devuelven las primas abonadas hasta la fecha y beneficiarle con derechos de antigüedad que también tienen que ver con la edad en que empezó a pagar por un seguro de decesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *